¿Una imagen vale más que mil palabras?

Publicada en Marketing Online.

Mira nuestro vídeo

Existe una versión mejor de tu web

Comparte este artículo

El mes pasado hablamos de la importancia del primer bloque de la web. Vimos que la mayoría de los visitantes que aterrizan en tu web ven el primer bloque y, según si les gusta o no, siguen investigando el resto del contenido o se van sin mirar atrás.

De entre los elementos del primer bloque de una web que más afectan a la percepción del visitante, la imagen destacada que usamos es clave. Al ser lo primero que se ve, si el sentimiento que general al visitante es de rechazo, lo habremos perdido. Es triste decirlo así, pero seguro que alguna vez has comprado un libro por su portada. Pues con las imágenes destacadas pasa exactamente lo mismo.

Además, si compartes tus contenidos en redes sociales (si no lo haces, no sé a qué esperas), las imágenes destacadas ayudan a captar la atención de los usuarios que reciben el mensaje. Un tuit enlazando a una entrada del blog sin imagen destacada es como un jardín sin flores.

Poniendo a prueba a las imágenes destacadas

Una de las páginas más importantes de nuestra web es esta, en la que presentamos uno de nuestros plugins para WordPress, Nelio Content. De esta página depende que los visitantes lleguen a ver la página de precios y compren nuestro plugin.

En esta página, el primer bloque contiene una imagen destacada que muestra un peculiar hombre sonriente con un post-it en la frente y una frondosa barba, delante de un ordenador. En el monitor del ordenador vemos el calendario editorial de Nelio Content. Una imagen bastante curiosa, escogida por David, en un alarde de originalidad.

En este test lo que vamos a probar es diferentes imágenes destacadas para esta misma página. La imagen actual es bastante peculiar, así que como variantes de esta vamos a probar con dos opciones diferentes. La primera alternativa es una imagen más convencional que muestra un equipo de gente trabajando delante de un portátil. En la segunda opción tenemos una captura del calendario editorial, a la que le hemos aplicado un efecto blur para que el texto que va encima se lea mejor.

Para crear este test, como siempre, usamos Nelio A/B Testing en nuestra web en WordPress. En este caso se trata de un test de páginas con tres variantes: la versión de control y dos más, cada una con una imagen destacada diferente.

Definición del test A/B para probar diferentes imágenes destacadas en una página.
Definición del test A/B para probar diferentes imágenes destacadas en una página.

En la captura de pantalla anterior puedes ver cómo hemos definido el test. Fíjate que queremos medir cuántos visitantes a esta página, para cada variante de imagen destacada, acaban visitando la página de precios. Para esto configuramos que la acción de conversión es justamente visitar la página de precios de Nelio Content.

Hemos editado cada variante y lo único que hemos cambiado respecto a la versión original es la imagen destacada. La primera variante tiene como imagen destacada al grupo de gente delante del ordenador, mientras que la segunda tiene la vista del calendario editorial.

Después de esto, iniciamos el test y esperamos a ver cómo van evolucionando los resultados del mismo. Como ves, el proceso no es complicado y no lleva más de un par de minutos. Hacemos lo mismo la versión en inglés de nuestra web.

Te animo a que lo pruebes en tu web con alguna página importante para ver qué descubres y así ir mejorando con datos reales de tus visitantes.

Analizando los resultados

¿Podrá el señor barbudo ganar a las otras dos variantes de imagen destacada? Pues curiosamente no ha sido así. Aquí tienes la página de resultados del test completa:

Resultados del test A/B de diferentes imágenes destacadas.
Resultados del test A/B de diferentes imágenes destacadas.

Como ves, hemos tenido el test funcionando casi 9 semanas, hasta que lo hemos parado en el momento de escribir este artículo. En todo este tiempo los visitantes han ido viendo la misma página pero con diferentes imágenes destacadas. Y, sin ser conscientes de ello, Nelio A/B Testing ha ido viendo si acababan visitando la página de precios de Nelio Content, que es el objetivo del test.

Como ves, el número de visitantes a esta web en este tiempo ronda los 600. Ya lo hemos dicho antes, pero el tráfico que obtiene nuestra web en español respecto a nuestros plugins premium es más bajo que en inglés (más abajo tienes los resultados del test en inglés, donde puedes comprobar que esto es así).

En los resultados vemos que ambas variantes son mejor que la versión de control (el señor barbudo). Pero una es mejor que la otra. En concreto, la imagen con el grupo de gente delante del ordenador es más de un 25% mejor que la del señor barbudo. Y los resultados rozan el 90% de confiabilidad estadística.

Aunque en casos anteriores no hemos tomado resultados como válidos si no tenían un mínimo de 95% de fiabilidad estadística, en este caso hacemos una excepción porque el algoritmo estadístico que usamos en Nelio A/B Testing es más estricto que el que usan otros competidores y la diferencia en el ratio de conversión es clara.

Si dudas, sólo tienes que ir a webs de la competencia, buscar calculadoras de tests A/B y meter los números que ves en los resultados. Ya verás que en esos casos ellos dan mucha más confianza a estos resultados. Aún así, creemos que nuestro algoritmo tiene un fundamento estadístico fuerte que da validez a nuestros números.

Otro de los aspectos a destacar es que hemos podido obtener resultados interesantes en este test aunque el número de visitantes analizados es bajo. Una de las excusas recurrentes para no hacer un test A/B es que la web no tiene suficiente tráfico. Pues ya ves que aún así, se puede. Los cambios radicales funcionan mucho mejor, como probar imágenes destacadas totalmente diferentes, para hacer tests A/B con bajo tráfico.

Resultados del test A/B en la versión en inglés de la web.
Resultados del test A/B en la versión en inglés de la web.

En la captura anterior tienes los resultados del test idéntico que hemos realizado en la versión en inglés de nuestra página. Cabe destacar que en este caso el número de visitantes analizados es el doble que en la versión en español. Además, los ratios de conversión de cada versión son más altos en este caso para cada versión. Esto nos hace ver algo que ya sabemos: hay más interés en el producto en inglés que en español.

Destacar que el porcentaje de mejora roza el 15% en la versión ganadora, que es la misma que en el test en español. La imagen con el grupo de personas también gana aquí, ahora con una fiabilidad estadística más alta si cabe, superando el 95%.

Viendo esto, lo único que nos queda por hacer es utilizar la imagen destacada del grupo de personas como imagen destacada de la versión en producción de nuestra página. Así todos los visitantes pasarán a verla siempre y habremos mejorado nuestra web: más visitantes visitarán la página de precios de Nelio Content.

Conclusiones

El coste de tener un test A/B de páginas corriendo es bajo, pero los beneficios que puedes sacar de esto son grandes. La pereza o la inacción son enemigos de la mejora continua. No te dejes vencer por ellos y prueba cambios en tu web. Los datos siempre son más sólidos que las opiniones.

Por tanto, después de ver los resultados obtenidos con este test, podemos afirmar que sí, que una imagen vale más que mil palabras. Revisa las imágenes destacadas que usas en tu WordPress y ponlas a prueba con un simple test A/B. Los resultados que obtengas puede que te sorprendan.

PD: Lo siento David, el hombre barbudo que tanto te gustaba pasa a una mejor vida en nuestra web.

Imagen destacada de sarandy westfall en Unsplash.

Deja una respuesta

No publicaremos tu correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con: •

He leído y acepto la Política de privacidad de Nelio Software

Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene en SiteGround y sea usada por Nelio Software con el propósito único de publicar aquí este comentario. Contáctanos para corregir, limitar, eliminar o acceder a tu información.