Diferencias entre un blog y un sitio web

Publicada en WordPress.

Hoy me gustaría alejarme un poco de los temas que suelo tratar en el blog para centrarme en algo más básico: cuáles son las diferencias entre un blog y un sitio web. Porque, sí, todo blog es (o forma parte de) una web, pero no toda web es un blog. ¿Cuándo crear uno u otro? ¿Qué tiene un blog que no tenga una web? ¿Qué ventajas tiene el uno sobre el otro? ¡Vamos a intentar responder estas dudas!

WordPress nació como plataforma de blogs hace ya muchos años y, para mucha gente, sigue siendo únicamente eso: una plataforma para montar un blog. Pero la verdad es que WordPress ha evolucionado muchísimo a lo largo de su vida y hoy en día podemos usarlo para montar casi cualquier tipo de web. Seas un amante o un detractor de WordPress, la versatilidad está ahí. Y se agradece.

Blogs y webs

La forma más fácil de entender cuáles son las diferencias entre un blog y un sitio web es, precisamente, definiendo cada uno de ellos de forma separada y viendo algunos ejemplos. Así que vamos a por ello.

¿Qué es un blog?

Un blog es un tipo de web que se caracteriza por dos hechos importantes: se actualiza frecuentemente (es decir, el autor del mismo suele publicar contenido nuevo a menudo) y ese contenido se presenta en orden cronológico inverso. En este sentido, un blog no es muy diferente a un periódico online, donde continuamente aparecen noticias nuevas que eclipsan a las anteriores.

Por lo general, un blog lo suele llevar una única persona o un grupo reducido de personas y suele estar centrado en una temática concreta. Evidentemente, el tono y la forma del blog los decide su autor, y el abanico de opciones que puedes encontrar ahí es brutal. Así, por ejemplo, tienes blogs como Ayuda WordPress de Fernando Tellado, cuyo eje central es, como no podía ser de otra forma, el propio WordPress, y blogs personales donde se tratan temas del día a día, como Cosas que (me) pasan de Molinos.

Ejemplo de un blog.
Ejemplo de un blog: Cosas que (me) pasan.

Si he puesto estos dos ejemplos no es por que sí. Ambos autores han conseguido el éxito y reconocimiento que tienen actualmente precisamente gracias a su blog: el blog ha sido la forma en la que se han dado a conocer al mundo y han creado lazos con sus seguidores, cosa que les ha abierto puertas más adelante. Por ejemplo, aquí tienes a la autora del segundo blog dando una charla TEDx.

Otro componente muy importante del blog y que los hace, en cierta forma, únicos, es la red que permiten crear. El componente social en el blog es muy importante, ya que, por defecto, toda entrada de un blog permite que sea comentada (y, así, discutida y ampliada) por su audiencia. Esto es genial si quieres entablar una relación más estrecha con tus lectores.

Finalmente, comentarte que los blogs no son solamente para individuos únicos o pequeños grupos. Como veremos un poco más adelante, los blogs son una potentísima herramienta (de marketing) para las empresas, ya que les permiten alcanzar mayores audiencias y conectar mejor con ellas. Un ejemplo de ello somos nosotros mismos: el blog que estás leyendo ahora mismo es parte de nuestra web corporativa, Nelio Software.

¿Qué es una web?

En general, las webs se caracterizan por ser más estáticas que los blogs. Es decir, en las webs encontramos contenido más o menos estable que no se actualiza cada dos por tres. Las webs, además, suelen estar organizadas por páginas y pueden incluir una sección con un blog.

Página de WordPress.com
La web de WordPress.com es un ejemplo de página web cualquiera, sin blog.

Por desgracia, esta definición se queda un poco corta a día de hoy. En realidad, las webs que no son blogs también pueden ser muy «dinámicas» a día de hoy. Piensa, por ejemplo, en cualquier tienda online, donde el catálogo de productos y los stocks van cambiando, o cualquier web para buscar vuelos, hoteles, etc.

Entonces, ¿cuál es la diferencia?

El hecho de que las webs hoy en día puedan ser más dinámicas y permitan la interacción de sus usuarios a través de comentarios y opiniones hace que la línea que divide blogs y webs se difumine bastante. En mi opinión, la clave está en el contenido focalizado. Lo que de verdad hace que un blog sea un blog es que lo más importante de toda entrada es siempre su contenido y este suele girar siempre alrededor de una temática concreta.

¿Blog o web? ¡Te ayudamos a decidir!

WordPress nació como plataforma de blogs, pero hoy en día puedes crear cualquier tipo de web con él. Por defecto, puedes crear páginas (para crear una web estática) y entradas (para crear un blog). Este es un tema que tratamos en profundidad en una entrada anterior. Ahora bien, que WordPress te permita crear «cualquier cosa» no significa que «cualquier cosa te interese» o tenga sentido para ti.

No siempre es fácil decidir qué hacer…

Creación

Lo primero que debes saber es que montar una buena web no es sencillo. Si te dicen que lo es, mienten. Por supuesto, montar una web sencilla, que sea resultona y tal, está al alcance de mucha gente, sobretodo gracias a los fantásticos temas que hay hoy en día, page builders y demás. ¿Pero montar una BUENA web? Eso es otra historia.

La mayoría de pequeñas y medianas empresas montan simples webs en Internet para tener «presencia online». Con ella, con un poco de SEO y un poco de astucia, consiguen que cuando alguien realice búsquedas en Internet buscando un proveedor local para algún servicio (una ferretería, una tienda de ropa, un restaurante…) consigan una cierta visibilidad. A este tipo de usuarios les basta con una web sencilla con dos o tres páginas donde listen su experiencia, sus servicios, sus tarifas… y, sobretodo, en la que aparezca la información de contacto.

Pero luego existen otro tipo de webs que son mucho más complejas: tiendas online, grandes portales, etc. En estos casos, la creación de una web es extremadamente compleja y es mejor dejarlo en manos de profesionales. De hecho, según el tipo de web del que hablemos, quizás deberías plantearte hasta dejar el mantenimiento en manos de un profesional.

Dedicación

Por lo general, la dedicación que requiere un blog es muchísimo más alta que la de una web. La web, en principio, una web creada no hay porqué tocarla. Como siempre te decimos, hay que mantenerla actualizada y al día para evitar agujeros de seguridad y tal… pero, en principio, no hay que hacer mucho más.

Un blog es otro tema. Un blog requiere contenido nuevo a menudo. Un blog que lleve semanas sin actualizarse es un desastre. Recuerda que el objetivo del blog suele ser crear esa comunidad de lectores fieles, y esta gente espera (y exige) que tu web tenga contenido nuevo y de calidad a menudo.

Es por ello que un blog puede no ser para todo el mundo, incluso aunque como estrategia de marketing pueda tener mucho sentido. Si vas a tener un blog a medias, mejor no lo tengas.

Monetización

Un blog se puede monetizar de muchísimas formas: desde banners a enlaces de afiliados, pasando por entradas de invitados, reviews de pago, etc. Para que el blog sea realmente rentable necesitarás un número de visitantes elevado, pero es totalmente factible y raro es el blog que no incluya algún tipo de publicidad o pequeña forma de monetización.

Por otro lado, las webs son más difíciles de monetizar por sí mismas. Obviamente, si estamos hablando de una tienda online, la propia tienda online consigue los ingresos a través de las ventas. O, si se trata de una web como la nuestra, donde hay un par de páginas para suscribirse a nuestros servicios, esas páginas de suscripción permiten generar ingresos. Pero en ambos casos no estamos hablando de que «la web genere ingresos», sino que «la web es el canal a través del cual la empresa genera ingresos». Parecido, pero diferente.

En mi opinión, si quieres buscar una forma paralela para sacar algún dinero extra y dispones del tiempo y las ganas para ello, tu mejor apuesta es crear un blog. No es fácil conseguir una buena audiencia, pero si lo consigues, tendrás a tu alcance la posibilidad de monetizarlo. De hecho, hace un par de años Neil Patel escribió una serie de entradas interesantísimas sobre cómo conseguir crear una web/blog de cero y monetizarla… ¡Muy recomendable!

Un buen blog es el mejor amigo de tu web

Los motivos por los que merece la pena empezar un blog dependen de cada uno. Hay quien lo hace porque le apasiona un tema y lo quiere compartir, otros quieren tener un sitio donde recoger sus ideas y aprendizajes para poderlo consultar en el futuro, algunos quieren ganar dinero con ello y otros simplemente quieren practicar y mejorar sus habilidades como escritores. Sea cual sea el motivo que te empuje a escribir un nuevo blog, merece la pena.

Pero si ninguna de estas cosas encaja contigo, hay un motivo que hace que un blog sea muy útil para empresas y profesionales: el inbound marketing. Tal y como comentaba Ruth en esta entrada, el inbound marketing «se centra en las necesidades de los usuarios» y «busca informar y aportar valor». Se trata de un mecanismo por el cual ponemos a disposición del público aquello que les interesa, de tal forma que sean ellos los que lleguen a nuestra web a través de sus búsquedas orgánicas. Si lo haces bien, eso permite que te establezcas como uno de los referentes en tu campo y, cuando surja la necesidad de encontrar un profesional, seas uno de los que estén en el subconsciente de tu potencial cliente.

Dos caras de una misma moneda

Un blog es un tipo de web que se caracteriza por tener contenido nuevo de forma continua sobre una cierta temática. La web es más estática y puede estar acompañada (o no) de un blog. Cuál debes usar depende de tus necesidades y del tiempo que puedas dedicarle, ya que un blog requiere tiempo, esfuerzo y paciencia.

Imagen destacada de Marten Newhall en Unsplash.

FlojaNo está malBienMuy bien¡Impecable! (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

No publicaremos tu correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con: •

He leído y acepto la Política de privacidad de Nelio Software

Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene en SiteGround y sea usada por Nelio Software con el propósito único de publicar aquí este comentario. Contáctanos para corregir, limitar, eliminar o acceder a tu información.