Foto de Le Buss Studio

Piensa en la de veces que te has registrado o suscrito a cualquier cosa en tu vida, como cursos, Newsletters, plataformas de música y vídeo, etc. Pues bien, detrás de cada una de esas inscripciones probablemente había una llamada a la acción con un diseño muy estudiado: un componente atractivo, textos elocuentes que llamaran la atención, algo que diera la confianza necesaria para hacer clic y proceder al registro…

En toda web, facilitar que los visitantes actúen inmediatamente con una llamada a la acción de un solo clic puede incrementar de forma considerable el número de clientes potenciales primero y de clientes reales después. Veamos qué son, sus ventajas y cómo podemos crear estas llamadas a la acción.

Definición de llamada a la acción o CTA

Una llamada a la acción (también conocida como CTA, por las siglas en inglés de Call to Action) es una invitación en un sitio web en la que pides a los usuarios que realicen una acción rápida como puede ser que te inscribas a un curso online o a un evento futuro, que te suscribas a una newsletter, que te unas a una comunidad de cierta temática, que pruebes un software de forma gratuita o que recibas información adicional sobre un producto.

Esta llamada puede aparecer como un botón en el que se puede hacer clic o como un texto con un enlace, y a menudo los encontramos en distintos formatos:

  • ventanas emergentes y contenidos deslizantes,
  • páginas de compra o páginas de pago,
  • anuncios,
  • al final de una entrada,
  • páginas de aterrizaje,
  • paneles laterales, o
  • banners de páginas.
Ventana emergente de subscripción a la newsletter de Emporio Armani
Ejemplo de un CTA de Emporio Armani en una ventana emergente solicitando la suscripción a su newsletter.

Ventajas de los CTAs

Un CTA es un aspecto importante en cualquier página web. Los enlaces y botones del CTA actúan como señales que indican a los usuarios lo que deben hacer a continuación. Sin un CTA claro, los usuarios pueden tener dificultades para ver cuál es el siguiente paso a realizar para conseguir comprar un producto u obtener más información sobre el servicio que ofreces.

Las ventajas de una llamada a la acción convincente son:

  • Dirige a tu audiencia a navegar por tu web: las llamadas a la acción sencillas indican dónde ir, qué hacer a continuación y simplifican de forma considerable el recorrido por tu web.
  • Ayuda a la toma de decisión: preguntas bien formuladas y respuestas entendibles con una ejecución rápida pueden solventar las dudas sobre qué decisión tomar. Con llamadas a la acción que simplifican la vida en vez de suponer un esfuerzo extra conseguirás que tus visitantes quieran saber más sobre los servicios que ofreces.
  • Mejora las conversiones: cuantas más personas convenzas para que sigan tus CTA, más prospectos y clientes obtendrás.

Algo tan sencillo como un botón indicando «Descargar informe» puede ser suficiente para que un cliente pase a la siguiente fase en el embudo de conversión o su viaje de compra.

Crea CTAs atractivos

Para conseguir el objetivo de un CTA, éste debe ser fantástico e irresistible para tu público objetivo. Para ello, empieza determinado el objetivo o la intención del CTA. ¿Se trata de impulsar las conversiones, aumentar las suscripciones, captar correos electrónicos o dirigir a los espectadores a otros contenidos de su sitio web? Luego define CTAs que puedan servir para cualquier etapa del fúnel de conversión en la que se encuentren tus potenciales compradores y dirígete a ellos pensando en qué les interesa según dónde estén en el fúnel, como por ejemplo:

  • «Más información» con contenido relacionado cuando estén en la etapa de sensibilización o concienciación,
  • «Descarga el eBook» o «Suscríbete» en la etapa de consideración o evaluación,
  • «Compra ahora» para la etapa de decisión o compra.

A partir de ahí, escribe y diseña tu CTA siguiendo estos consejos:

Hazlo corto

Evita utilizar frases largas en CTAs, y en su lugar, encuentra la frase corta que va al grano. Todo lo que necesitas son de 2 a 5 palabras para decir lo que tienes que decir de manera efectiva. En algunos casos, solo cuando necesites agregar valor adicional, como «Compra ahora y obtén un 30% de descuento» puede ser un poco más larga, utilizando hasta 5-7 palabras.

Utiliza palabras y frases de acción

El objetivo de un CTA es que el visitante realice una acción inmediata. Deja claro qué acción se realizará al hacer clic en el botón o enlace: «Descarga esta guía», «Escucha nuestro podcast», «Crea una cuenta», etc. Y mejor utilizar la segunda persona como en los ejemplos anteriores o la primera persona («Quiero descargar esta guía», «Dame más información», etc. ) pero, por favor, evita todo lo que puedas hablar como un robot («Descargar guía», «Pedir más información», etc.).

Si necesitas ejemplos de frases que aumentan la conversión, aquí tienes una lista de 100 frases.

Añade sensación de urgencia o inmediatez

Si quieres que la acción sea inmediata, añádele un sentido de urgencia o escasez. Ésta la puedes conseguir añadiendo palabras clave («ahora», «¡Ya!», etc.), mostrando una fecha tope de alguna promoción o con la técnica de que se trata de una Edición Limitada. De esta forma el usuario sabrá que debe responder de inmediato si no quiere perder esa oportunidad.

Enfatiza la «no obligación» y el «bajo riesgo»

Para hacer clic en un botón, necesitas tener la tranquilidad de que no te va a suponer un coste, un compromiso o cualquier otro tipo de obligación no deseada. Enfatiza el bajo riesgo con frases como «Obtén una prueba gratuita sin compromiso» o dejando claro que no vas a entregar el e-mail a terceros y sólo lo usarás para lo que se está solicitando.

Crea un diseño que capte la atención

Si quieres que el usuario vea fácilmente la acción a realizar, mejor utiliza colores llamativos de texto o botones para atraer su atención. Ubica el CTA en la página en sitios que sean visibles y estratégicos como puede ser en un panel lateral o al final de una entrada. Para darle más visibilidad, también puedes optar por rodearlo con un espacio del color opuesto al que muestras en la página para que destaque más.

CTA mostrado al final de la página de FastSpring
CTA mostrado al final de la página de FastSpring.

Optimiza los CTAs mediante tests A/B

Aún siguiendo los consejos anteriores, ¿cómo te aseguras de que tus CTAs son eficientes entre tus visitantes? La mejor manera de optimizarlos es creando test A/B de los mismos.

Un test A/B de un CTA consiste en tener una o más variantes de un CTA a los que has realizado cambios respecto la versión original (el diseño, el texto, los colores o lo que sea). El tráfico que llega a tu web se divide de forma en que cada visitante sólo ve alguna de las variantes. Esto te permite comparar cómo los visitantes de tu sitio interactúan con la CTA en función de sus cambios. Tras el periodo de tiempo en el que obtienes resultados significativos, puedes cambiar permanentemente la CTA a la variación exitosa con el clic de un botón y de esta forma ir optimizando los CTAs de tu web.

¿Qué tipos de tests A/B de CTAs deberías probar en tu web?

Aspecto y colores del CTA

Una de las formas más comunes de un test A/B de un CTA es cambiar el color de fondo. El simple hecho de cambiar el color de su CTA a un color que contraste para que destaque en la página puede aumentar drásticamente la tasa de clics.

Por ejemplo, para nuestra página de Nelio Content, realizamos un test A/B para probar los distintos colores del botón de acción que invitaba a los visitantes a probar el producto.

No hace falta que utilices sólo los colores de la marca o de la web. Cuando hablamos de CTAs, queremos que destaquen por encima del resto de contenido de la web. Así que arriésgate a probar CTAs mucho más llamativos y que contrasten bien.

Ubicación de los CTAs

Ya hemos comentado que un CTA puede mostrarse en distintas ubicaciones. Prueba crear un banner al principio o al final de la página, en los laterales, usa elementos flotantes… lo que mejor encaje con tu web, vaya. Si no lo tienes claro, recuerda que los heatmaps son una buena herramienta para conocer mejor cómo interactúan los visitantes con los distintos elementos mostrados en la web. Úsalos conjuntamente a los test A/B para posicionar los CTAs de forma eficiente.

El texto utilizado

Ya hemos comentado que los textos deberían ser cortos, invitar a la acción y además añadir sensación de urgencia o escasez. Con estos requisitos ya tienes juego de alternativas de texto a probar: más o menos largos, cambiando los verbos de acción, añadiendo palabras de urgencia, o incluso acompañándolos de iconos…

Recuerda que el objetivo de un CTA no es explicar las bonanzas de tus productos sino asegurarte de que el usuario realiza una acción. Ponte en la posición de tu usuario y piensa en qué textos te gustaría encontrar para realizar la acción.

Resumiendo

Por muchos consejos que leas sobre cómo deberían ser las llamadas a la acción, si quieres asegurarte de que son las que mejor convierten, no lo dudes y ponlas a prueba con tests A/B. Para crear los tests de forma fácil y sin necesidad de escribir ni una línea de código, puedes usar un plugin como el nuestro: Nelio A/B Testing.

Imagen destacada de Le Buzz Studio en Unsplash.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *