Cosas que querrías que tus clientes supieran de WordPress

Publicada en Negocio.

Si te dedicas al mundo del desarrollo web estoy seguro de que más de una vez (y de dos) habrás sufrido problemas de comunicación (por decirlo de una manera fina) con tus clientes.

Persona que muestra una reacción de confusión
Si alguna vez has reaccionado así al ver la respuesta de algún cliente, sigue leyendo.

Seguramente asumiste que tu cliente era todo un crack de WordPress, con el que te ibas a entender a las mil maravillas. Es entonces cuando la realidad te golpea y te das cuenta de que tu y la mayoría de tus clientes habláis idiomas diferentes.

Y ojo, no estoy culpando al pobre cliente ni te estoy culpando a ti. Simplemente es algo que sucede si damos por sentado que nuestros clientes tienen ciertos conocimientos o si no dedicamos el tiempo suficiente a formar a nuestros clientes en la materia.

Hace ya unos días que me topé con esta entrada de Brenda Barron en Torque, que justamente trata este tema, y pensé que sería bueno adaptarla teniendo en cuenta mi propia experiencia con los clientes que me he ido encontrando al migrar todo tipo de webs a WordPress estos últimos años.

A continuación te muestro algunas de las cosas que siempre quise que mis clientes supieran sobre el desarrollo web en general y WordPress en particular.

Hacer una web en WordPress lleva tiempo

Esto es así. Es muy posible que tu cliente quiera tener la mejor web del mundo mundial y además tenerla hecha para ayer. Pues va a ser que no.

Existe la creencia extendida de que las webs con WordPress se hacen super rápido. Y en algunos casos es cierto. Instalamos WordPress en menos de 5 minutos, le metemos un tema, instalamos un par de plugins, y a correr.

Sin embargo, cuando tenemos que hacer un tema a medida o queremos añadir funcionalidades adicionales como configurar una tienda online o integrar algún sistema externo la cosa se complica. Y es más, hay muchos temas que podrás encontrar en tu tienda habitual pero el mero hecho de instalarlos y configurarlos ya te va a llevar tiempo.

Por tanto, tendrás que explicarle a tu cliente que el tiempo es el que es, y justificárselo a través del detallado de las tareas que se van a realizar. De esta forma entenderá que no es que seas un vago, sino que hay más aspectos a tener en cuenta de los que él cree.

Los atajos no siempre valen la pena

Relacionado con el punto anterior, más de una vez y de dos me he encontrado con clientes que han venido a migrar su web con nosotros y al ver el presupuesto y planificación temporal que les hemos hecho han salido corriendo como alma que lleva el diablo.

Motorista se estampa contra muro
Cuidado con los atajos, o nos puede pasar lo mismo.

Lo curioso del caso es que también me ha pasado que unos meses más tarde esos clientes han vuelto a venir dispuestos a aceptar las condiciones propuestas. La pregunta que te haces es ¿qué ha cambiado en este tiempo?

En varias ocasiones uno descubre que tales clientes intentaron coger atajos que resultaron fallidos. En el caso de las migraciones de webs a WordPress, existen servicios automáticos que dicen migrar todos tus contenidos en pocos minutos y sin problemas. El caso es que tales servicios funcionan perfectamente para webs hipersencillas, pero tienen problemas con webs normales. Y me he encontrado que esos clientes que huyeron de mi volvieron más tarde después de haber padecido malas experiencias utilizando tales servicios automáticos.

La moraleja aquí es que tomar atajos tiene cierto riesgo. Si el riesgo es controlado, ir por los atajos es muy recomendable, pero si hay dudas, lo mejor es tomar el camino seguro. Y sobretodo, recuerda a tus clientes que ahorrar dinero puede salirles caro.

WordPress es gratis, mi tiempo y conocimientos no lo son

Otra creencia habitual de ciertos clientes. Si obtener WordPress es gratis, ya que tan solo hay que descargarlo de la web, ¿porque tengo que pagarte? Además, te han visto por ahí haciendo ponencias sobre WordPress dónde has explicado cierto tema sin cobrar nada. ¿Por qué entonces no puedes dedicarme dos horas a mi para ayudarme a montar mi web?

Aquí el tema es peliagudo. Si, WordPress es gratis y en las ponencias que hago no gano dinero, pero lo que estoy haciendo es contribuir a promover WordPress. Lo que no podemos hacer es dedicar dos horas de forma gratuita a todo el que viene a que le ayudes con algún tema concreto. No tendríamos vida.

Esto no quiere decir que en un momento puntual no puedas dedicarle un rato a alguien. De hecho en algún contributor day de alguna WordCamp o después de una meetup he conversado con alguien y hemos revisado algún problema relacionado con WordPress. Claro que tenemos que ayudar, pero hasta cierto límite. Cuando lo que nos piden ya cruza la raya del favor puntual, hay que plantear presupuestar o rechazar amablemente.

Puede sonar algo duro, pero a final de mes hay que pagar las facturas y hay que vigilar que por exceso de amabilidad no nos quedemos sin comer ?.

Haz tu web pensando en tus visitantes

Voy a hacer la web así porque me gusta. Este es quizás el mayor de los errores cuando se plantea el diseño de una web. Por supuesto, tenemos que hacer una web que nos guste, pero también tener en cuenta el tipo de web que queremos y la audiencia que nos visita.

Os pongo un ejemplo, si voy a hacer una web para un grupo de música adolescente seguramente me podré permitir el lujo de añadir muchas imágenes y animaciones en el diseño de un tema más informal. Sin embargo, si voy a hacer una web para un cuarteto de cuerda seguramente haré un diseño más austero y formal ya que va a ser visitada por una audiencia más madura.

Y lo mismo pasa con las acciones que queramos que nuestros visitantes realicen en nuestra web. Hay que plantearlas de manera que les sea fácil hacerlas, teniendo en cuenta el perfil medio que tienen.

Tampoco tiene sentido montar un sistema de comercio electrónico de última generación si sólo vamos a vender un producto. Todo lo que decidamos para la creación de la web tiene que ir acorde a los visitantes y al tipo de negocio o actividad que realicemos.

Básicamente, seguir el sentido común nos servirá para acertar al crear la web. Y si no, siempre podemos hacer uso de herramientas para detectar cómo mejorar la web de acuerdo a los intereses de nuestros visitantes.

Que un plugin exista no significa que haya que usarlo

Otra gran verdad. Recuerdo especialmente el caso de un cliente que al acceder a su WordPress encontré que tenia instalados todos los plugins de SEO existentes. Literalmente todos. Normal que su web no funcionara de ninguna de las maneras.

El problema aquí es que estamos acostumbrados a que más es mejor. Todos los días nos bombardean con este mensaje en los medios o en la publicidad. Lamentablemente, en WordPress esto no es así del todo.

Persona confundida
He instalado todos los plugins de SEO que existen pero mi web no mejora. ¿¡Por qué!?

Tienes que explicar a tus clientes que en WordPress menos es más. Tener un tema ligero hará que todo vaya más rápido. Instalar sólo aquellos plugins estrictamente necesarios hará también que todo cargue antes. Y ya está, no es necesario cargar WordPress con lo innecesario.

Para mi, la regla principal es instalar el número mínimo de plugins para conseguir el máximo de funcionalidad que necesitemos.

Las webs en WordPress son dinámicas

Muchos clientes pasan a WordPress porque está de moda o porque les han dicho que es fácil de gestionar por ellos mismos. El problema aquí es que muchos también desconocen que WordPress evoluciona con el tiempo, y que hay que ir actualizando WordPress, el tema que tengamos y los plugins que hayamos instalado.

Algunos clientes, sobretodo los que están acostumbrados a tener una web estática compuesta por unos cuantos HTMLs y listo, no tienen ni idea de que WordPress es un entorno dinámico y que implica costes de mantenimiento. Y estos costes pueden ser monetarios si contratamos el mantenimiento a un tercero, o de tiempo si queremos mantenerlo nosotros.

Un plugin que al actualizar deja de funcionar como queríamos o entra en conflicto con otro plugin, un tema que se rompe por dejar de actualizarlo, o incluso un problema de seguridad que sucede por tener una versión antigua de WordPress. Todo esto son ejemplos de cosas que seguramente tu cliente no tiene en mente y que debemos explicarle desde el inicio.

Hacer preguntas es normal

Esto es casi lo más importante. ¿Recuerdas el dicho que dice que es mejor callar y parecer tonto que hablar y que quede demostrado? Pues hemos de quitárnoslo de encima lo antes posible. En la mayoría de ocasiones, los problemas que sufrimos surgen porque o bien nuestros clientes prefieren callar y decir que entienden todo, o bien nosotros hacemos lo mismo.

En una relación comercial, la sinceridad es lo más importante. Es mucho mejor ser claro y explicar desde el principio las dudas que tu cliente tiene así como las tuyas propias. De no hacerlo, estamos jugando con fuego, ya que las expectativas de unos y otros diferirán, pudiendo llevar al traste el proyecto y la relación comercial.

No tenemos que tener miedo a preguntar. En este caso, mejor pecar de preguntón que arriesgarnos a futuros problemas. Y si te encuentras con un cliente que no pregunta, oblígale a que lo haga. Es imposible que lo haya entendido todo a la primera, hablo desde la experiencia.

Resumen final

Si después de leer esto te has sentido identificado, ya ves que no estás solo. Somos muchos los que hemos sufrido esto (y lo seguimos sufriendo). No obstante, nos ha de servir para concienciar a nuestros clientes y para ayudarles a entender aspectos que para ellos suenan a chino mandarín.

Me gustaría conocer tu experiencia. ¿Crees que me he dejado algún apartado conflictivo con el que te has enfrentado alguna vez? Por favor, explícamelo en los comentarios y así todos podremos seguir aprendiendo.

Imagen destacada de Brickset

FlojaNo está malBienMuy bien¡Impecable! (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

4 comentarios en «Cosas que querrías que tus clientes supieran de WordPress»

  1. Felicidades por el artículo Antonio, totalmente de acuerdo contigo, el problema de crear webs es la competencia actual que tenemos, puedes encontrar gente que te crea una web en Fiverr por 5$, yo flipo, he tenido clientes que me han preguntado por qué cobro tanto si la pueden tener por ese precio, ni les contesto, también puedes tener un coche más barato, pero por que un Mercedes vale tanto, pues eso, no me comparo con Mercedes a la hora de crear Webs, pero si con un modelo de gama media. La gente no conoce nuestro trabajo, el de los abogados si, y no les importa pagar un pastón por una visita, pero para una web en WordPress ponen pegas, es un problema de competencias, creo que aparte de diseñar la WEB, hay que darles como tu decías, un buen soporte y que vean que eres experto, entonces ya no les importará pagar lo que pides, menudo rollo!!!, saludos 😉

  2. Muy buen artículo. Mis dudas son: a la hora de terminar la web, tienes que explicarle al cliente como funciona WordPress (entradas, páginas)?
    Dejas que el cliente puede acceder a plugins, temas, ajustes?

    1. Aquí depende. Si el cliente no tiene ni idea de WordPress y va a tener que gestionar él mismo sus contenidos, te va a tocar explicárselo o te llamará cada 5 minutos. Así que más vale que incluyas horas de formación en el presupuesto. Y sobre los permisos para acceder a menús críticos, si vas a ser tu el que se encargue del mantenimiento, quítales el acceso administrador. Aquí cada maestrillo tendrá su librillo, pero la experiencia con tus clientes te irá sirviendo para saber qué hacer.

Deja un comentario

No publicaremos tu correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con: •

He leído y acepto la Política de privacidad de Nelio Software

Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene en SiteGround y sea usada por Nelio Software con el propósito único de publicar aquí este comentario. Contáctanos para corregir, limitar, eliminar o acceder a tu información.