Cómo crear un vídeo promocional de tu servicio sin arruinarte

Publicada en Marketing Online.

Cuando lanzas un nuevo producto o servicio al mercado, lo más importante es que la gente se entere de esto; llegar a tu audiencia es uno de los temas clave para conseguir aumentar tu base de clientes desde cero. Para esto, lanzar un vídeo promocional es hoy en día algo básico que no podemos dejar de lado. Y es que la gente está mucho más acostumbrada a las imágenes en movimiento que a tener que leer en tu página las bondades de tu producto.

Sin embargo, conseguir crear un vídeo promocional que quede bonito y anime a los visitantes a reproducirlo y acabar comprando tu producto no es nada fácil. Y menos aún barato, como te enseñaré a continuación. Por suerte para ti, aquí te voy a contar nuestra experiencia creando el vídeo promocional de Nelio Content, incluyendo los trucos que hemos utilizado en detalle y explicándote cuánto dinero nos hemos gastado en ello.

Primeros pasos: qué queremos y cómo lo hacemos

Dentro de la estrategia de marketing de Nelio Content que Ruth te ha ido explicando en varias entregas estaba la necesidad de crear uno o más vídeos destacando las funcionalidades del producto y cómo te pueden ayudar en tu día a día creando y promocionando los contenidos de tu web en WordPress.

Con nuestro anterior servicio, Nelio A/B Testing, ya habíamos hecho vídeos presentando los diferentes tipos de experimento que podías probar en tu web para conseguir aumentar tu conversión. Pero en el caso de A/B Testing estamos hablando de vídeos estilo screencast (los puedes encontrar aquí), donde grabábamos la pantalla del ordenador mientras utilizábamos el plugin para enseñar cómo crear estos experimentos. Algo muy sencillito, vaya.

Con Nelio Content lo que queríamos hacer era un vídeo promocional, más «tipo anuncio», en el que no solo mostrar las funcionalidades sino también el problema que ayudamos a solucionar. No queríamos un videotutorial de toda la vida. Se trata de algo con un nivel de complejidad bastante mayor, ya que el vídeo nos tendría que servir como elemento comercial para conseguir ventas sin caer en el estilo teletienda.

Teniendo esto claro, hay muchas opciones para hacer un vídeo de este estilo. Si te fijas, la mayoría de empresas (tanto grandes como startups) tienen algún vídeo promocional en su web. Por tanto, pensamos que no podía ser muy caro hacer uno para Nelio Content (si todos lo tienen, es que será barato…). Sin embargo, la realidad nos dio una vez más una bofetada con la mano bien abierta 😂

Si buscas información sobre el precio medio de un minuto de vídeo encontrarás que puede rondar entre los €2.000 a los €10.000, dependiendo de lo que quieras. Incluso puedes visitar esta web para ver proyectos chulos y conocer el precio que te puede costar un vídeo similar. Por cierto, para echarse llorar los $8.000 que costó este vídeo tan simplón de Uber que dura menos de un minuto.

Por supuesto, puedes encontrar empresas o particulares que te venden la posibilidad de hacerte un vídeo por menos de €500. Pero claro, ¿estás dispuesto a asumir esto a cambio de que tu vídeo parezca más una presentación en PowerPoint con el autoplay activado? Nosotros, no.

Somos exigentes. Seguramente mucho más que la media. Y por esto preferimos no tener vídeo antes que tener uno que no nos convenza al 100%. Pero tampoco nos podemos gastar un dineral para esto. Así que decidimos probar a producir el vídeo nosotros mismos. Si el resultado final no nos gustaba, lo desecharíamos, pero por lo menos no habríamos perdido dinero (solo unas cuantas horas 😉).

Trucos y herramientas utilizados

Veamos el proceso que hemos seguido para la realización del vídeo promocional junto a las herramientas utilizadas y el detalle de la experiencia en conjunto. Si de todo esto sacas algo útil para ti, yo ya seré feliz 😁

Investigación previa

Antes de lanzarse de cabeza a grabar, no está de mas ver qué tipo de vídeos hace la competencia. En nuestro caso, cogimos la lista de plugins con más de 1 millón de instalaciones activas que hizo Ruth y buscamos aquellos que tenían vídeos en su descripción. Además, también estudié los vídeos de aquellos plugins que podían ser competencia directa de Nelio Content.

Esto es muy fácil de hacer, sólo has de dedicar un rato a navegar por el directorio plugins de WordPress, apuntarte los vídeos y luego extraer ciertas conclusiones, en la medida de lo posible. Después de mi análisis, esto es lo que pude sacar:

  • La duración habitual está entre 1 y 2 minutos.
  • Es más común utilizar una voz masculina para la narración.
  • Si grabas toda la pantalla, es muy difícil que se vea todo bien al poner el vídeo en el directorio de WordPress dado el ancho por defecto que toma. Hay que jugar con el zoom.
  • Hay mucho vídeo poco trabajado. Tener un vídeo de calidad puede ser una ventaja.

Como ves no es mucho, pero algo sí que hemos descubierto. Por lo menos ahora tenemos un poco más de idea sobre la competencia, que siempre es bueno.

El guión

Querer explicar todo lo que hace tu producto o servicio en uno o dos minutos es muy complicado. El vídeo se tiene que entender por si solo y no ha de ser un caos. Basándonos en esto, nuestra idea inicial fue seguir esta estructura organizativa:

  1. Introducción al problema que queremos solucionar. Algo simple y corto, pero efectivo. En el caso de Nelio Content, explicar lo complicado que es escribir y promocionar contenidos dado que hay muchas tareas por hacer si quieres tener éxito. Dar a entender que con Nelio Content lo vas a tener más fácil y vas a ahorrar tiempo.
  2. Promoción en redes sociales. Una de las características más importantes de nuestro plugin. Puedes planificar la promoción de tus entradas en Twitter, Facebook, LinkedIn y Pinterest mientras escribes. Luego te olvidas, ya que los mensajes se publican solos. Es imprescindible destacarlo en el vídeo.
  3. Calendario editorial. Otra característica importante a mencionar. Explicar que Nelio Content simplifica la organización cronológica de tus contenidos en un calendario. Mucho más sencillo que la lista de entradas por defecto de WordPress.
  4. Control de calidad. De menos relevancia que lo anterior, pero también destacable. Nelio Content te ayuda mientras escribes mostrando lo que te has dejado o lo que puedes mejorar de tus entradas.
  5. Gestión de equipos. En vez de profundizar en detalle en cada funcionalidad, hemos agrupado unas cuantas en este grupo, ya que son más útiles cuando Nelio Content es usado por más de una persona a la vez. Hay que dar a entender que también se incluyen sugerencias, comentarios y gestión de tareas.

Estos son los cinco puntos básicos de nuestro guión.

La narración

Una vez tenemos el guión listo, hay que convertirlo en narración para que sea leído por una voz en off en el vídeo. Por tanto, hay que escoger frases no muy largas e intentar que todo en conjunto no pase de la duración máxima que queramos.

Parece sencillo, pero créeme que no lo es. El truco aquí es leer en voz alta la narración varias veces para tener una idea de cuanto tiempo tardas y recortar o añadir más texto en caso necesario. En nuestro caso tenemos unas 400 palabras en la narración final tanto en inglés como en castellano (sí, nuestro vídeo tendrá dos versiones idénticas con idiomas diferentes). La versión en inglés nos la ha repasado Núria, la hija de Ruth que actualmente está en Escocia y su nivel es mayor que el nuestro.

Ahora viene lo bueno: ¿quién te va a leer la narración? Si tienes una voz radiofónica, siéntente afortunado porque quizás lo puedas grabar tu mismo. Lamentablemente, no es lo habitual. Pero existe una web en la que puedes contratar los servicios de un locutor profesional con un precio final de risa. En Fiverr vas a encontrar voces en off para tus vídeos por unos $5 por cada 100 o 150 palabras leídas. El resultado es muy profesional, imposible de igualar si lo grabamos nosotros mismos. Y además te lo envían muy rápido.

Para nuestro vídeo seleccionamos esta voz en español y esta voz en inglés, ambas masculinas. Y hemos pagado menos de €35 por ambas. No te quejarás del precio ☺

Los títulos

Entre sección y sección del vídeo es habitual poner un título para indicar que el tema cambia, imprimiendo un buen ritmo al vídeo y guiando al espectador. En nuestro caso hemos usado este recurso 4 veces, antes de los puntos 2 al 5 del guión.

Si miras ejemplos de vídeos verás que hay títulos con animaciones muy espectaculares, pero en el vídeo de Nelio Content hemos preferido optar por algo más sencillo. No queríamos grandes efectos que despistaran. Si quieres usar efectos muy complejos, puedes encontrar webs que te ayudan a ello (previo pago). En mi opinión, creo que no merece la pena para el tipo de vídeo que queremos.

Dicho esto, lo más económico es buscar un tipo de fuente que te guste y utilizar un programa de presentaciones para crear los títulos. Puedes utilizar PowerPoint o cualquier otro con el que estés familiarizado. En mi caso he usado Keynote para Mac, pero es indiferente.

Títulos del vídeo utilizando Keynote para Mac OS X.
Títulos del vídeo de Nelio Content utilizando Keynote para Mac OS X.

Podrás incluso añadir efectos de transición. Pero lo ideal es que no abuses demasiado e intentes crear algo que no sea muy mareante. Yo opté por utilizar el efecto Cubo, como puedes ver en la captura anterior. Además, del mismo modo creé una pequeña animación con el logo de Nelio Content para poner en el final del vídeo. No quedó nada mal 🤔

Pequeña animación del logo de Nelio Content para finalizar el vídeo.
Pequeña animación del logo de Nelio Content para finalizar el vídeo, hecha con Keynote para Mac OS X.

La grabación y edición

En el vídeo queríamos grabar fragmentos en los que se viera la interfaz de usuario de Nelio Content dentro del Escritorio de WordPress. Hemos trabajado mucho la experiencia de usuario de nuestro plugin y por eso queríamos que se viera en el vídeo.

Para poder grabar la ventana de nuestro ordenador hay muchos programas que podemos utilizar, pero el que nosotros recomendamos para principiantes es Screenflow para Mac OS X. No se trata de un programa gratuito (cuesta $99), pero ya lo habíamos utilizado cuando grabamos los vídeos de Nelio A/B Testing y quedamos contentos con su facilidad de uso y las opciones que tiene. Además, justo habían sacado la versión 6 (tuvimos que pagar $39 para actualizar) con más funcionalidades. No sólo te sirve para grabar tu pantalla, sino que es un programa de edición de vídeo completo con el que hemos ido montando todos los cortes y el audio del vídeo.

En la oficina de Nelio utilizo un monitor externo DELL con resolución 1920×1080 HD. Si grabamos directamente a esto resolución todo se verá perfecto en el vídeo. No obstante, ya te comenté anteriormente que queríamos que la interfaz se pudiera ver bien, incluso cuando el vídeo no se reproduce a pantalla completa. La única forma de garantizar eso era haciendo zoom en ciertas partes de la interfaz de Nelio Content, para que el resultado se viera bien independientemente del tamaño de reproducción.

El problema es que si quieres grabar tu escritorio a 1080p y luego hacer zoom en alguna parte de tu escritorio, y además quieres que el vídeo final tenga calidad 1080p, no puedes grabar directamente a 1080p. Si lo hicieras así, el área ampliada tendría menos de 1080 píxeles y, por lo tanto, se vería pixelada en el vídeo final. Necesitas, pues, grabar tu escritorio con una resolución mayor. Pero, ¿cómo? ¿Me tengo que comprar un monitor 4K? ¡No!

Una vez más, para ahorrar dinero tiramos de ingenio. Existen programas como SwitchResX para Mac OS X que te permiten aumentar la resolución de tu pantalla sin necesidad de disponer de hardware adicional. Su licencia vale €14, pero lo puedes usar de forma gratuita para el propósito que necesitábamos. Para Linux, puedes usar directamente el comando xrandr.

Utilizando SwitchResX subí la resolución del monitor a 2560×1600. Ahora puedo maximizar la ventana del navegador donde tengo el plugin, hacer zoom con el propio navegador usando CTRL++ (el cual no pixela el resultado final) y hacer un bonito screencast de mi ordenador. Una vez tengo el clip de vídeo, puedo recortar la parte a 1080p que me interesa y el zoom me ha salido perfecto, puesto que era el que ha hecho el navegador. Un pequeño truco que nos ha ahorrado dinero y mantenido la calidad 😉 Por cierto, no olvides modificar el tamaño del cursor o se verá muy pequeñito (aunque si usas Screenflow lo puedes cambiar en el propio clip).

Otro aspecto que ayuda a dar profesionalidad a tu grabación es simular movimiento en los cortes de vídeo que grabes. Me explico. Grabas tu pantalla realizando la acción que quieras, pero luego cuando editas haces zoom en la zona que te quieras centrar y luego añades un efecto al corte. Este efecto no es más que un desplazamiento hacia un lado u otro que da dinamismo (incluso lo puedes hacer aplicándolo a los tres ejes del sistema de coordenadas). Fíjate en el siguiente ejemplo:

View post on imgur.com

El corte anterior queda bien, pero se puede mejorar si le añades el efecto siguiente modificando el nivel de zoom y las coordenadas x, y, z para que parezca que estamos aplicando cierta rotación. Este efecto lo hemos utilizado mucho en el vídeo final y la verdad es que mejora mucho la calidad del vídeo.

View post on imgur.com

Escenas adicionales

Una vez has grabado los cortes de vídeo de la interfaz de Nelio Content y los has mezclado con los títulos quedan huecos que toca rellenar. No solo queríamos que apareciera nuestra interfaz de usuario, sino gente usando el plugin. Esto es muy fácil de decir pero difícil de conseguir.

¿Nos grabamos a nosotros mismos? Casi mejor que no, ya que seguro que el resultado no queda profesional porque ni tenemos la experiencia ni las cámaras necesarias. Y tampoco tenemos el presupuesto para contratar a un equipo de grabación profesional ni a un elenco de actores.

La solución más sencilla y económica es utilizar clips de vídeo existentes. Existen muchos repositorios de clips de vídeos pero el más completo y extenso es Shutterstock. Aviso a navegantes, no es barato, pero la calidad final no es comparable a lo que podríamos haber conseguido con los medios que tenemos. Un paquete de 10 clips de vídeo cuesta €519, y esto es lo que nosotros hemos invertido en cortes con personas reales. Otra opción es meter sólo 5 cortes por €269.

Captura de Screenflow con todo el vídeo montado.
Captura de Screenflow con todo el vídeo montado.

Puede parecer mucho (y la verdad es que se lleva la mayoría del presupuesto del vídeo), pero vale la pena. Además los clips los podremos reutilizar en futuros vídeos, ya que son mucho más largos de lo que al final acabamos usando (entre 4 y 5 segundos cuando algunos clips duran más de 20).

La música

Está claro que no sólo necesitas una voz en off. Si quieres que tu vídeo gane mucho tienes que utilizar una música de fondo que no tape la voz pero que acompañe y mantenga el ritmo del vídeo.

Captura de Screenflow incluyendo las pistas de audio.
Captura de Screenflow incluyendo las pistas de audio.

Aquí sí que te diré que no es necesario que gastes ni un céntimo. En Internet podrás encontrar un montón de música libre de derechos de autor que podrás incluir en tus vídeos sin problema. Lo que tienes que buscar es que tenga un ritmo constante (sin cambios bruscos en su melodía). Nosotros hemos usado esta canción de la web Bensound.

Resultado final

Una vez tenemos todo montado y listo, sólo hay que exportar el vídeo y subirlo a los medios habituales. Nosotros lo hemos subido a YouTube y a Vimeo. Aquí tienes el resultado final:

Ten en cuenta que para exportar el vídeo tienes que hacerlo a calidad suficiente para evitar que se vea pixelado. Nuestro vídeo lo hemos exportado a 1920×1080 (calidad HD) utilizando el códec de vídeo H.264 a 9.600 kbits/segundo y el códec de audio AAC a 256 kbits/segundo.

El propio Screenflow nos da la preselección Web – High al exportar. Yo lo que he hecho es subirle de 1.200 kbits/segundo a 9.600 el bitrate del vídeo para ganar calidad. Lo demás lo he dejado por defecto y ya queda bien.

Conclusiones

Hemos quedado muy contentos con el resultado final del vídeo, por lo que finalmente lo hemos dado por bueno y lo estamos usando para promocionar Nelio Content. Producirlo (en los dos idiomas) nos ha llevado más o menos una semana de trabajo de una persona contando todo el proceso, y el precio (sin contar las horas de trabajo) ha sido de unos €554 (sumando los clips de vídeo y los audios de las voces en inglés y en español).

No creo que haya que incluir el coste de Screenflow ya que es un programa que ya hemos ido usando con anterioridad. De todas formas, sigue siendo un precio más bajo que el precio medio que te comentaba más arriba.

Está claro que se podría haber hecho mucho mejor o mucho más rápido, pero el cariño que le hemos puesto al ser un vídeo para nosotros es muy difícil que una empresa externa lo consiga. Por otro lado, esto nos es más que un ejemplo de que si nos proponemos algo podemos lograrlo. Eso sí, con esfuerzo y dedicación.

Imagen destacada de Jakob Owens.

FlojaNo está malBienMuy bien¡Impecable! (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

2 comentarios en «Cómo crear un vídeo promocional de tu servicio sin arruinarte»

  1. Pues os ha quedado genial chicos! Yo me dedico a estos temas y la verdad es que me sorprende muy positivamente el resultado obtenido y las ideas que habéis aplicado. Se nota que lo habéis hecho con cariño 100% Felicidades!

Deja un comentario

No publicaremos tu correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con: •

He leído y acepto la Política de privacidad de Nelio Software

Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene en SiteGround y sea usada por Nelio Software con el propósito único de publicar aquí este comentario. Contáctanos para corregir, limitar, eliminar o acceder a tu información.